La historia de un Trineo el fin de semana

Y bueno, ando con un poco de gripe y aprovecho para retomar mi blog que despues de taaaanto tiempo no visitaba ni para quitarle las mosquitas. La historia corta: El fin de semana me despiertan mis hijos desesperadamente pues habian visto un trineo en un video del juego de “Mario y Sonic en los Juegos [...]

Y bueno, ando con un poco de gripe y aprovecho para retomar mi blog que despues de taaaanto tiempo no visitaba ni para quitarle las mosquitas.

La historia corta: El fin de semana me despiertan mis hijos desesperadamente pues habian visto un trineo en un video del juego de “Mario y Sonic en los Juegos Olímpicos” y decididamente tenia que tener ese trineo. “Papá, papá despierta… queremos este trineo.. mira miraaa” (aquí el video de youtube):

Basta mirar los primeros segundos del video para enterarse que el trineo al que se referian era un “bobsleigh” de competencia:

Mis hijos además tienen los muñequitos pequeños y querian subir al trineo sus muñequitos y seguramente jugar con él. La verdad hasta ahí estuve completamente seguro que no iba a encontrar una versión de juguete del mismo pero igual tenia que quitarme las dudas, así que nos fuimos -obviamente- a buscar entre todos los puestos del mercado del barrio. Previamente dibujé el trineo en un papél.. el dibujo en cuestión:

trineo

Después de haber visitado varios puestos y fallidos intentos explicándole a la gente que el trineo no era el de santa claus, que mi dibujo era un trineo y no un cohete.. etc… etc.. me convencí que no conseguiríamos nada ni aproximado a lo que habíamos venido a buscar. Y ya levantaba la mano para llamar el TAXI cuando vi la cara de mis 2 hijos llena de pena porque no habían conseguido su trineo.

Hasta aqui podria contarles que me acabó la historia comprándoles otros juguetes (que ellos también querían) pero no sería materia de un post. Dado que no conseguía el juguete me pregunté ¿Y porqué no hacerlo? me inspiré rápidamente y nos fuimos a una Librería de esas donde venden manualidades: Compré una planchita de Trupan, cartulinas, UHU Power y un material llamado “Corospum” que es una espuma de colores y que serviría muy bien (el color VERDE que ellos querían para forrar el futuro vehículo).

Materiales en mano volvi a la casa y aqui algunas fotos de lo que conseguí lograr:

Toma de lado donde pueden verse los skates:
patines

Le puse un limite a la parte posterior porque como van los juguetes dentro (en la foto ellos ya le pusieron “plastilina para asegurarlos más”, de hecho se pueden salir fácilmente por la parte posterior.

Aquí el “juguete nuevo” (no me quedó tan bonito pero para ellos es alucinante.. lo han roto en menos del tiempo que me tomó armarlo):

trineo3

trineo2

Hola Javi y Jose Carlos: Les escribe su papá.. sé que ustedes no leen mi blog pero seguramente de aquí a unos años lo van a encontrar y tal vez ni se acuerden del trineo, sin embargo yo lo tendré muy presente. Los quiero mucho.

Ah! Le pusimos J1 porque es el primer trineo que tienen los dos J de la casa :)

One Response to “La historia de un Trineo el fin de semana”

  1. Steve Yacolca says:

    Javier:

    Excelente historia desde la descripcion de quien eras tu en el Hi5 hasta este inedito teclaescrito en tu blog. Te aseguro que si mantienes copias de seguridad del blog tus hijos lo leeran y recordarán facilmente el juguete J1

Leave a Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

(c) 2010 - 2011 Inventarte.net - Javier Albarracin